Tajamar y Aleyant colaboran para dar una formación más cercana al mundo laboral


Se habla constantemente de la necesidad de impartir una Formación Profesional más cercana a las realidad del mundo laboral de manera que los alumnos salgan con una preparación más adecuada a lo que demandan las empresas y puedan aportar de esa manera un mayor valor y tengan por tanto una mayor facilidad de incorporación al mundo laboral. 

Para conseguir este objetivo se está hablando mucho de la Formación Dual haciendo hincapié principalmente en meter al alumno en la empresa durante más tiempo y de una forma más profunda. Esta es una vía interesante pero no la única. Desde Tajamar se apuesta también por traer a la empresa al centro de Formación. El objetivo es el mismo, lograr que los alumnos tengan un conocimiento de la problemática real a la que se enfrentan las empresas y que aprenda haciendo, lo que se denomina como "learning by doing"

Un proyecto concreto en esta línea es el que van a emprender Tajamar y Aleyant alrededor del modelo de negocio de Web to Print, un modelo creciente en la industria gráfica. 

La idea es que los alumnos del Ciclo de Grado Superior de Diseño y Producción Editorial de Tajamar reciban por parte de Aleyant una formación similar a la que reciben las empresas que compran el software Pressero de Aleyant para la creación de un modelo de negocio Web to Print. Este software funciona en modelo cloud (en la nube) por lo que la formación se realiza en remoto con los alumnos en clase. Una vez los alumnos han recibido una formación sucinta por parte del fabricante, se ponen en contacto con imprentas que estén planteándose incorporar este tipo de modelo de negocio. Estas imprentas cuentan a los alumnos sus productos y clientes actuales y sus previsiones. Con estos datos los alumnos tienen que proponer por grupos distintas soluciones que el impresor podría ofertar a sus clientes utilizando Pressero de Aleyant, para ello tendrán que profundizar en el conocimiento del software pero ya realizando un proyecto específico con unos clientes concretos y en busca de una solución que fuera realizable. Durante esta etapa de trabajo de los alumnos, contarían con la asistencia de Aleyant Spain para la resolución de las dudas que surgieran. 

Una vez terminadas las propuestas se le presentaría a los impresores que elegirían la que le pareciera más interesante y, si quisiera, la podría implementar, publicando previamente un artículo en el que se indique la autoría de los alumnos que diseñaron esa propuesta. Si no le satisficiera ninguna solución no tendría por qué implementar ninguna.

Este proyecto involucra a los centros de formación, suministradores y empresas productoras en el proceso de formación de los alumnos con ventajas para todos. Los alumnos obtienen una formación más profunda sobre unas herramientas actuales, enfrentándose a situaciones reales; para el fabricante es una oportunidad de mostrar el potencial de su producto y colaborar a la creación de una bolsa de profesionales que manejan su herramienta; y para las empresas es una oportunidad de que unas personas externas pueda pensar posibles soluciones para su negocio. 

Aquellas empresas que estén interesadas en participar en ese proyecto se pueden poner en contacto con Tajamar en itgt@tajamar.es o con Aleyant en abaixeras@aleyant.com

Esperamos que este proyecto sea el inicio de otros muchos proyectos que involucren más a los centros de formación, suministradores y empresas con el objetivo de mejorar la formación con la que salen los alumnos de Tajamar y que eso repercuta en la empleabilidad de los alumnos y en la competitividad de las empresas.

Lean Printing. Lo que ahora necesita la industria gráfica.

La industria gráfica ha sufrido una transformación en la última década como no lo había sufrido anteriormente. Ha pasado de ser un proceso artesanal, a un proceso industrial. En el proceso artesanal se aprendía en la máquina, la calidad la daba el operario a través de su experiencia acumulada, obrando con frecuencia por intuición; nos podíamos referir con propiedad a estos procesos como Artes Gráficas, porque realmente tenía algo de arte, de oficio. En la industria gráfica se opera con números, los procesos están muy o completamente automatizados, la calidad del producto impreso la da en muchas ocasiones el equipo y no el operario, y la producción gráfica se ha convertido en un servicio a prestar a los clientes más que en un producto.

Estamos volviendo un poco de ese movimiento pendular que pretendía comunicar todo a través de soportes digitales y se constata que el producto impreso tiene un mercado y un valor muy importante donde no puede ser suplantado por la comunicación digital o donde se complementan ambos canales enriqueciéndose mutuamente. Pero esa producción gráfica tienen que ser mucho más eficiente que lo que ha sido en las etapas anteriores, más cercana al cliente final, identificando donde aporta valor a las necesidades de comunicación que tiene su cliente y eliminando todo aquello que no demanda el cliente, ofreciendo de este modo un producto con un alto valor apreciado, de una gran calidad, con unos costos reducidos.

Otros sectores industriales han abordado esta transformación hace mucho tiempo, desarrollando una filosofía de trabajo unos procedimientos y unas herramientas que les ayuden a distinguir el valor que aportan a sus clientes del desperdicio que existe en sus procesos productivos de manera que puedan eliminar ese desperdicio convirtiéndose en empresas mucho más efectivas, además haciéndolo de forma sostenible, en un proceso de mejora continua creado y mantenido por los propios operarios que realizan el trabajo, que son los que realmente lo conocen y lo implementan día a día. Esta forma de trabajar se ha denominado en el mundo académico como Lean Manufacturing.

La industria gráfica española está ahora en el momento óptimo para implementar todos estos conocimientos y experiencias que ya se aplican en otros sectores desde hace muchos años, de hecho ya hay empresas que llevan años implementando Lean Printing, que es como se empieza a denominar la aplicación de Lean Manufacturing a la industria gráfica. La crisis económica que hemos sufrido estos años ha producido una purga en la industria gráfica nacional tan dolorosa como necesaria en muchas ocasiones. Las empresas que han sobrevivido se han visto muy mermadas en sus recursos y necesitan optimizar todos sus procedimientos para poder competir con un mercado que ya no se reduce a nuestras fronteras. Lean Printing puede ser una gran ayuda.

El ITGT ha mantenido siempre una comunicación muy directa con las empresas y desde hacia tiempo recibía peticiones de ofrecer una formación profunda en este campo. Para dar respuesta a esa demanda. el ITGT lanza una batería de cursos que cubren tres grandes áreas. Una primera de fundamentos en Lean Printing que permita conocer en profundidad  los fundamentos de la metodología Lean; este área está compuesto por cuatro seminario y dos talleres. Una segunda área está enfocada a la implementación de los conceptos previos que se desglosa en dos distintas vías, distinguiendo los procesos de producción de los procesos de oficina. En este área se incluyen 3 seminarios en el caso de producción y 2 en el caso de oficina y un taller en ambos. El tercer área que se aborda es la dirección de equipos en un entorno Lean Printing, con 3 seminario y dos talleres.

Los seminarios y talleres están secuenciados en un orden lógico para un mayor aprovechamiento de todos ellos, pero son modulares e independientes para que cada usuario pueda elegir aquellos que le parezcan más interesantes y organizarse de ese modo su propio itinerario formativo.

Para más información se puede descargar el folleto explicativo en este link

La auténtica personalización.



Se comenta con mucha frecuencia la necesidad de personalizar los productos gráficos para darle un valor añadido. Estoy totalmente de acuerdo, lo he defendido continuamente desde hace mucho tiempo. En muchas conferencias o ponencias cito la entrevista que Cary Sherburne, de Whattheythink.com realizaba en Marzo del 2011 a Jim Lucanish General Manager de O'Neil Data Systems en la que  ya comentaba como el imprimir al peso se había acabado, que era necesario que cada producto, cada pliego que se imprimiera tuviera valor en si mismo. O'Neil Data Systems se dedica a la impresión digital en USA con un parque de maquinaria espectacular. En su caso la personalización se refiere principalmente a la impresión de dato variable, donde cada pliego es distinto por tener información personal de mis clientes y por lo tanto relevante. Este es solo un aspecto, pero la personalización que puede abarcar otros muchos campos, sin necesidad de llegar al dato variable, pudiendo ser una personalización por nichos, por temporada, por zonas de distribución, etc.

De todas maneras lo que me parece más interesante remarcar es la idea de fondo de la personalización que es lo que da sentido, hace sostenible y va a permitir dar auténticamente valor añadido. La personalización no consiste en imprimir en digital, ni en producir datos variables, la auténtica personalización es darse cuenta de que hay personas detrás, de que estamos realizando un determinado producto, ya sea impreso o no, relacionado con el mundo de la comunicación gráfica o con cualquier otro sector, que esta hecho para que lo use, lo disfrute una persona en concreto.

En este mudo digital, donde nos movemos en un mar de datos que se empieza a explotar como se hacía el petróleo hace unas décadas, puede haber una apariencia de personalización que esconde una despersonalización cruda y fría. El software existente me permite mandar un email “personalizado” donde aparezca el nombre de la persona a la que se lo mando y luego hace un seguimiento de la campaña para tratar de ofertar a cada cliente lo que quiere. La tecnología que todos llevamos en el bolsillo nos posibilita estar “conectados” y tratar de forma “personal” a cientos de “amigos”, pero en muchas ocasiones nos lleva a dejar de tratar a las personas reales con las que convivimos diariamente. 

Todas esas herramientas pueden ser útiles, pero es importante darse cuenta que hay personas detrás, no clientes, personas que quieren ser tratadas como personas, que demandan que se les atienda, que se les entienda, que se les escuche que se les preste atención. A este respecto me parece muy interesante el artículo publicado por Aceprensa y titulado “Atrapados por la lucecita roja

Puede parecer que es imposible hacer eso con todos mis clientes en todas mis necesidades de comunicación y puede que efectivamente lo sea, pero no es menos cierto que si que lo puedo hacer en alguna circunstancia, con ocasión de algún evento, con un grupo más reducido. 

Estamos a las puertas de la Navidad que es la fiesta de la personalización. Aunque quizá haya algunos que no lo sepan y otros muchos que  lo han olvidado, lo que celebra la navidad y por lo que se decora todo y se hacen regalos, es porque Dios se hace persona humana en un niño. Persona con todas las limitaciones de no poder hablar con muchos al mismo tiempo, de no poder estar en varios sitios a la vez ni poder contarlo todo de forma instantánea o tener una oferta infinita de “productos” a ofertar. Pero al mismo tiempo con el encanto de poder mirar a los ojos, de poder escuchar, atender, sonreír o llorar conmigo a solas.

Pienso que puede ser muy importante para nosotros como personas en primer lugar, pero también a nuestra empresa o nuestro equipo, el pararnos un poco estos días y pensar en las personas con las que trato, tanto a nivel personal como profesional, e incrementar ese trato personal, ese café, ese Christmas que se escribe dirigido a una persona en concreto teniéndola en la cabeza, ese rato “perdido” con esa otra persona. Todo eso nos hará más personas y por lo tanto más felices y al mismo tiempo hará a nuestra empresa mucho más eficaz pues ofrecerá productos auténticamente personalizados.

Este no creo que sea un mensaje “religioso” limitado o aprovechable solo por gente con una determinada creencia, sino que está enraizado en la naturaleza humana. Como ya he comentado en anteriores entradas me parece muy interesante y útil todo el concepto de Lean Manufacturing que está basado en la forma de producir de Toyota, empresa Japonesa. En el betseller “The Toyota Way” el autor JeffreyLiker  comentaba que el edificio Lean de Toyota se cimentaba en dos grandes pilares: Mejora continua y Respeto por las personas.

Creo que se está haciendo ya un poco largo esta entrada. Lo corto en atención a las personas que hayan sido capaces de llegar hasta este punto :) deseando a todos una muy Feliz y Santa Navidad donde puedan disfrutar y hacer disfrutar a las personas que tienen a su alrededor. 


Obligatorio ser proactivo


imagen de exaprint.es
En una entrada anterior comentaba la conveniencia de fijarse en empresas que les está yendo bien para aprender. Otra empresa que entra en esa categoría es Exaprint un aspecto muy claro de donde aprender es de su disposición proactiva.

Un ejemplo muy claro es el exaroad show  que realizó este verano. En el mundo gráfico hemos estado muy acostumbrados durante mucho tiempo a estar en el taller esperando a que viniera el cliente con sus necesidades, ver si podíamos atenderlas y ofrecerle luego un producto perfectamente acabado, pues hay que reconocer que tenemos unos profesionales de la impresión de un altísimo nivel técnico.

El problema es que ya no vale con ser unos grandes profesionales que son capaces de hacer unos productos impresos con una calidad exquisita, ahora hay que salir a la búsqueda del cliente, ir a ofrecerle nuestros productos y a comunicarnos con ellos, a establecer un diálogo para descubrir también otras necesidades que tiene y que nadie le está resolviendo para ofrecérselas nosotros, bien a través de nuestro propio personal y equipamiento bien alineándonos con otros.

Exaprint, una imprenta que en tres años en España ha hecho una cantidad de clientes tremendos, “podría” quedarse tranquilamente en su modelo de negocio que le va bien y seguir facturando. Si va bien ¿porqué cambiar? pero tiene claro que para que siga yendo bien es necesario salir a hablar con mi cliente, dar a conocer lo que tengo y escuchar las necesidades de mi cliente que yo no detecto desde mi oficina con el día a día. Para ello a organizado este exaroad con el que pretende organizar eventos en doce ciudades de España y establecer ese contacto.

Un paso todavía más es, no solo escuchar a tu cliente para ofertarle lo que realmente necesita y no la oferta de siempre, quizá anticuado y fuera de la realidad, sino detectar nuevos productos que puede necesitar y que él mismo no es consciente de que existen. Esta idea la comenta Sabine Lenz en el artículo títulado Don’t Give Your Customers What They Want  (No le des a tus clientes lo que quieren)

Esa proactividad no es un valor añadido opcional, es absolutamente necesario si queremos seguir en este negocio tan cambiante.

Xerox y Henche ….it makes sense!


Hace unos días me invitaron por parte de Xerox al anuncio a la prensa de la alianza comercial de Xerox y Henche. Fue una reunión muy agradable en un restaurante en el centro de Madrid donde en un entorno casi familiar – estaríamos una docena de personas – se dio la noticia y lo estuvimos comentando durante la comida.

Como indicaba en el encabezado de esta entrada usando la expresión inglesa “it makes sense”, esta alianza tiene todo el sentido y me parece muy paradigmática de la evolución de la industria gráfica en varios aspectos.

Desde el 2010 se vienen dando una serie de de alianzas entre fabricantes de impresión digital y fabricantes de impresión convencional: En el 2010 se presentó la alianza entre Manroland y océ, en el 2011 entre Heidelberg y Rioch. Estos dos acuerdos eran puramente comerciales, no había ninguna integración de tecnología sino de prestar el servicio al cliente que realmente necesitaba. 

Principalmente en Europa y en Norteamérica, estamos en una situación donde hay un excedente de capacidad productiva de impresión Offset y un cambio en los hábitos de consumo que llevan a un crecimiento del mercado de impresión digital, tanto por un cierto trasvase de productos impresos en Offset a digital – por tiradas más corta, más segmentadas o ajustadas a la demanda, como por la eliminación de ciertos productos que se dejan de imprimir y la aparición de otros productos que son productos puramente digitales; documentos personalizados, generados por el usuario final, etc.

Esta situación hacía que un número importante de impresores convencionales necesitaran de equipamientos de impresión digital. Aparentemente en esta situación los fabricantes de impresión convencional no tenían mucho que aportar en esas alianzas, pero nada más lejos de la realidad. Esos impresores convencionales que tenían los clientes finales, clientes que les estaban solicitando otro tipo de soluciones, eran a su vez clientes de los fabricantes de impresión convencional, los Manronland, Heidelberg etc. Estos fabricantes tenían la confianza de los impresores como empresas serias, que conocen sus procesos, sus problemas, sus instalaciones, etc, sin embargo no tenían la tecnología que necesitaba el impresor. Ahí era donde las alianzas entre los fabricantes entraba en juego.

En el caso de Xerox – Henche me parece que es una situación similar, una alianza tremendamente conveniente. Xerox pone una tecnología puntera y sobre todo con el portfolio posiblemente más extenso del mercado en cuanto a tecnología digital se refiere, desde elctrofotografía, pasando por tinta sólida en base cera, a inkjet de alto volumen. Henche aporta el conocimiento profundo del mercado español con una base de clientes importante, siendo una de las empresas distribuidoras con más historia en España, van por la cuarta generación, con un gran prestigio y experiencia en comercialización de equipamientos tanto de impresión digital como convencional.

Estamos poco acostumbrados en la industria gráfica a la colaboración, por miedo quizá a que nos roben los clientes en el caso de que haya otro tercero en esa relación. Creo que eso debe de cambiar. Lo que necesitamos es ser capaz de ofrecer a los clientes lo que realmente necesitan, ayudarles a resolver su problema, no el nuestro y para ello, cada vez más, la solución a ofertar es más extensa, ya que los clientes necesitan cada vez oferta una variedad más extensa de productos.

Ante estas nuevas demandas de los clientes uno puede optar por tratar de ser experto en todo, con lo que se corre el peligro de ser mediocre en muchos campos, tratar de convencer a mi cliente que lo único que necesita es aquello en lo que yo soy bueno, por lo que me durará poco ese cliente, o bien buscar alianzas para ver como dar respuesta al cliente en todo lo que necesite de la mejor manera en cada campo. Es lo que en el refranero español se ha enunciado con “zapatero a tus zapatos”, lo que pasa es que ahora hay que ofrecer todo el vestuario completo a nuestros clientes, desde el sobrero a los zapatos pasando por un amplio elenco de complementos. Para eso es capital buscar los socios con los que pueda ofrecer todo. Esto es aplicable tanto a distintos suministradores de servicios de comunicación que se complementan entre sí, como a proveedores de equipamiento y distribuidores.

Estamos en una industria que cada vez es más de servicios, donde es importante, no solo el equipamiento, sino también la distribución, el contacto con el cliente, la detección de los problemas. Hoy en día la venta es cada vez más consultiva, más personalizada, atendiendo a cada cliente de forma distinta, estudiando su caso, sus clientes, su mercado, y ofreciéndole al tecnología que le va a ser de mayor utilidad en cada circunstancia. Me parece que el taller con más futuro va a ser aquél que tenga todas las tecnologías y vaya distribuyendo cada pedido de forma automática a la tecnología que más conviene en cada momento en función de muchas variables.

Si el acuerdo Xerox – Henche me parece que tiene sentido por la propia fisonomía de las dos empresas, hay un punto donde esa sinergia es significativamente mayor. Ese punto tiene nombre propio, Impika.

Xerox anunció enfebrero del 2013  la adquisición de Impika, con lo que abordaba el sector de la impresión inkjet de alto volumen que tenía sin cubrir. Esta tecnología es la que tiene un mayor campo de crecimiento. Se están alcanzando unas velocidades muy altas con una calidad muy aceptable, permitiendo ofrecer a los clientes una serie de servicios muy interesantes con unas ventajas de flexibilidad, personalización y rapidez de producción muy interesantes.  Ya me llamó la atención esta tecnología en Drupa, antes de su adquisición por arte de Xerox, principalmente por su rapidez, y tengo ganas de poder ver pronto en España alguna máquina funcionando y ver la calidad y la velocidad real a la que puede funcionar.

Espero que esta cooperación de Xerox y Henche sea muy fructífera – pienso que lo será. No solo por estas dos compañías sino también para que muestren la ventajas de ese camino de colaboración que nos haga mucho más competitivos, más capaces de ofrecer unos servicios más completos, de mayor calidad y más adecuados a las necesidades reales de los clientes, pues ayudará mucho a la transformación de esta industria de la comunicación gráfica española.

Hay que ver que ecológico, barato y funcional puede ser el producto impreso


imagen pixartprinting.es
Todo el que me conoce sabe que soy un enamorado de la tecnología y que me opongo enérgicamente a esa postura de tratar de mirar a otro lado cuando vemos que algo no funciona o tratar de defender de forma irracional la conveniencia de imprimir un determinado producto cuando es mucho más barato, útil y eficaz utilizar otro medio de difusión. Pero todo eso es plenamente compatible con reconocer otros productos donde la solución impresa es mucho más eficaz. Tenemos que quitarnos de la cabeza algunos prejuicios que nos vamos creyendo a base de escucharlos una y otra vez. La impresión es contaminante, es cara, es poco eficaz … en algunos productos si, y en otros no y lo que nos falta en muchas ocasiones es más imaginación o quizá conocer algo más a nuestro cliente, seguramente ambas cosas.


imagen pixartprinting.es
Esta reflexión me venía a la cabeza al ver esta nueva promoción que lanza Pixtarprinting que propone usar unos revisteros muy simpáticos que ha denominado magazoo  hechos de cartón  alveolar impreso a una cara que se pueden personalizar. Si lo analizas es un producto absolutamente reciclable, muy barato, tremendamente funcional – pesa poco, resistente para usarlo no solo como revistero sino también para poder usarlo a modo de porta macetas, absolutamente personalizable ….. e impreso.

Las empresas a las que les está yendo bien en el mundo del producto impreso – y hay algunas como Pixtarprinting, a las que les está yendo MUY bien – son aquellas que no se dedican a mirar lo mal que está el entorno y la situación y focalizan todas sus energías en ofertar a sus clientes productos novedosos, productos que les aporten una solución de valor. No se trata de “engañar” a mis clientes para que siga imprimiendo lo que ya no tiene sentido, sino de descubrir productos que si que les trae a cuenta imprimir porque es una solución mucho mejor.

Cada empresa es única y tiene unos condicionantes, limitaciones y restricciones muy distintos, pero pienso que todos podemos darle una vuelta más a la imaginación para ver que producto novedoso le puedo ofrecer yo a mis clientes.

Campañas cross-media con packaging incluido


imagen cortesía de cbs roses
Ya hemos comentado en varias ocasiones como uno de los roles más importantes del producto impreso, donde va a alcanzar mayor valor, al menos en la parte de impresión comercial, va a ser dentro de campañas cross-media, donde se integre con otros medios. No solo que se sume, que se superponga, mandando el mismo mensaje por distintos canales, sino que se integre dentro de la campaña promocional, aportando cada canal un aspecto distinto y complementando los demás.

Un ejemplo que me ha gustado mucho me lo han pasado mis amigos de CBS ROSES en esta campaña de Nespresso.

La campaña comienza con un email donde recuerda al usuario que ha dejado de consumir las cápsulas la marca de Nespresso haciéndole recordar y prometiendo una sorpresa, lo que genera expectación. Posteriormente se manda un paquete personalizado con el nombre de cada usuario y unas cápsulas de su café preferido.

imagen cortesía de cbs roses
Cada elemento, el email y el packaging forma parte de una campaña donde cada uno aporta un aspecto distinto. Para ello es necesario primero una buena base de datos de nuestros clientes donde tengamos tanto su dirección de email como su dirección física y un registro de compras para saber cuál es el tipo de café que más consumía. Con todo ello se puede construir una campaña de marketing tan interesante como esta.

No tengo datos del resultado de la campaña, pero apostaría que ha sido exitosa.