Los e-readers y su nicho

Hace unos días, mi amigo Marcelo me hablaba del e-reader Kobo y me lo presentaba como el primer e-reader "low cost". La verdad es que 150$ canadienses que es lo que anuncian en su página, 116 Euros al cambio de hoy, ya se empieza a acercar al "low cost" que es donde yo creo que tiene su nicho este tipo de dispositivos. Los e-readers con tinta electrónica, son unos equipos maravillosos para leer libros: pesan muy poco, lo puedes llevar a cualquier parte, puedes tener toda tu biblioteca contigo, puedes acceder de forma sencilla a contenido on-line, bien a través de 3G, bluetooth, wifi, pero poco más.

Cuando salió Kindle, pretendía acaparar un nicho mucho más amplio. No solo el de las novelas, sino también el de los periódicos y las revistas pero, de la misma maneras que no tiene ningún sentido el imprimir una novela en color, tampoco lo tiene ahora mismo el pretender distribuir un periódico en blanco y negro, principalmente desde la aparición del iPad o los desarrollos que están haciendo los e-readers con tecnología electrowetting, donde no solo se puede mostrar color sino también vídeo. Un ejemplo muy bueno es Liquavista.

El E-reader con tinta electrónica (Kindle, Sony E-reader, Irex, etc) tiene su mercado, el de la novela, libros de texto,  manuales y aquellos libros técnicos donde hay un cambio muy frecuente de contenido y donde no sea de gran utilidad el color. Para ello los dispositivos tienen que ser más baratos, y sobre todo los libros también. No tiene sentido que el libro en versión electrónica cueste un 10% o un 20% más barato que el libro impreso cuando los costes de producción y de distribución son muchísimo menores, en muchos casos inexistentes. En esta línea me parece interesante la política que sigue Luarna de precio para los libros digitales, y no la seguida por Amazon donde en muchos libros, es más cara la versión para Kindle que la de tapa blanda, e incluso a veces más cara que el mismo libro en tapa dura.

La manera más eficaz de evitar la piratería, que es el gran miedo del comercio electrónico, no son protecciones de software a los ficheros, sino un precio razonable para el usuario, tanto de los e-readers como de los e-books, una oferta amplia y una vía sencilla de obtener el producto.

0 comentarios:

Publicar un comentario